Menu

La dieta mediterránea es buena para el embarazo

Dieta mediterranea en el embarazo protege a los niños de asma y alergias

Piel de aceituna para prevenir el cáncer de mama.

Recomendaciones nutricionales de la AEP sobre el consumo de aceite de oliva en la infancia.

Alimentación en el bebé de nueve meses.

Ver todos...

Fin menu
Menu

Si dejas tu e-mail te avisaremos cuando publiquemos nuevos contenidos:

suscribirmeTambien te puedes suscribir mediante RSS aqui

Fin menu
El Aceite de Oliva en la nutrición infantil y la salud de los niños

La dieta mediterránea previene enfermedades crónicas como el cáncer o la diabetes.

Universidad de Granada

Aceite De Oliva para bebes Oliver Petit GourmetteCientíficos de la UGR analizan cómo responden las células ante las agresiones que producen alteraciones del páncreas y derivan en cáncer. Los expertos destacan que mediante la dieta, el ejercicio físico y otros hábitos saludables se pueden prevenir hasta el 80% de las enfermedades cardiovasculares y hasta un 40% de distintos tipos de cáncer.

Científicos del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada (UGR) vienen investigando los efectos positivos de ingredientes de la dieta mediterránea sobre la salud.

Entre los trabajos, figura una nueva una línea de investigación sobre las células del cáncer de páncreas. Emilio Martínez de Victoria Muñoz, director del Instituto, señala que en el estudio ‘Influencia de los ingredientes de la dieta mediterránea sobre una línea celular de células de un cáncer de páncreas’ (UGR-Junta de Andalucía) se manipula la composición de la membrana celular aportando aceite de oliva, aceite de pescado o un antioxidante propio del aceite de oliva, analizando cómo esa célula se defiende frente a agresiones que son las que producen alteraciones del páncreas”.

Se trata, pues, de exponer compuestos del aceite de oliva (como el ácido oleico) y de antioxidantes de algunas frutas y verduras “a membranas de una línea celular de cáncer de páncreas de manera que sean más o menos resistentes a estímulos nocivos que provocan enfermedades como el cáncer o la pancreatitis”.

De esta manera, la investigación intenta correlacionar la composición de las membranas celulares con la mayor o menor resistencia a padecer distintos tipos de enfermedad. Las conclusiones apuntan a que la alimentación, a través de cambios en la composición de las membranas, afecta la función celular y, por tanto, puede influir en la prevención de la aparición de ciertas enfermedades.

Alimentación preventiva.

La hipótesis de los investigadores “parte de tomar la alimentación como acción preventiva del desarrollo de enfermedades crónicas, que son la primera causa de mortalidad y morbilidad en el mundo actualmente. Enfermedades crónicas, o no trasmisibles, como las de origen cardiovascular, el cáncer, la diabetes, la hipertensión o la osteoporosis”.

Estudios recientes de la Organización Mundial de la Salud señalan como factores de desarrollo de las enfermedades crónicas (como la obesidad, la diabetes o las enfermedades cardiovasculares) a la combinación entre mala alimentación, falta de ejercicio y hábitos no saludables (consumo de tabaco o excesivo alcohol).

Para Martínez de Victoria, como señaló en uno de los cursos del Centro Mediterráneo de la UGR en Guadix, “la proyección de la OMS es aterradora, porque apunta que dentro de 15 años habrá el doble de diabetes tipo 2 en el mundo y que, probablemente, se incremente la incidencia de distintos tipos de cáncer”.

Pero la clave es saber que modificando estos tres hábitos de vida, incluida la alimentación, “podemos prevenir hasta el 80% de las enfermedades cardiovasculares y hasta un 40% de distintos tipos de cáncer. Aquí radica la importancia de esta investigación”.

Fuente: Universia
Publicado en octubre de 2009

delicious Facebook Technorati Yahoo Meneame MySpace

La dieta mediterránea previene enfermedades crónicas como el cáncer o la diabetes.
MONVA S.L © 2009 | Textos legales y politica de privacidad