Menu

La dieta mediterránea es buena para el embarazo

Dieta mediterranea en el embarazo protege a los niños de asma y alergias

Piel de aceituna para prevenir el cáncer de mama.

Recomendaciones nutricionales de la AEP sobre el consumo de aceite de oliva en la infancia.

Alimentación en el bebé de nueve meses.

Ver todos...

Fin menu
Menu

Si dejas tu e-mail te avisaremos cuando publiquemos nuevos contenidos:

suscribirmeTambien te puedes suscribir mediante RSS aqui

Fin menu
El Aceite de Oliva en la nutrición infantil y la salud de los niños

Aceite de oliva y vitamina E para tener un cerebro de 'Einstein'

Aceite De Oliva para bebes Oliver Petit GourmetteEl departamento de fisiopatología de la Universidad de Berkeley, California, descubrió que el cerebro de Albert Einstein tenía una elevada concentración de células gliales, que pueden ser decisivas en la capacidad para aprender y memorizar.

Algunos científicos mantienen que una forma de estimular las funciones de estas células es a través de la alimentación.

Thomas Harvey fue el patólogo encargado de hacer la autopsia a Einstein. Este médico no encontró nada distinto en el cerebro del genio que justificara su extraordinaria inteligencia, pero se lo llevó a su casa para conservarlo como recuerdo.

En los 40 años posteriores, a Harvey se le ocurrió que tal vez podría hacer negocio vendiendo finos cortes del órgano a científicos y profanos que se lo solicitaran. Y así fue.

Por suerte, uno de ellos recaló en el departamento de fisiopatología de la Universidad de Berkeley, California, donde no encontraron diferencias entre el número de neuronas del sabio y las de un individuo con una inteligencia normal, pero detectaron algo raro. Y lo raro era que el cerebro de Albert Einstein tenía una elevada concentración de otro tipo de células (gliales) en una zona del cerebro (el córtex) que se encarga del desarrollo de la inteligencia.

Hallazgo extraordinario

Este hallazgo, desestimado hasta ahora por la ciencia, ha adquirido una relevancia extraordinaria al averiguarse que estas células -que son las más numerosas del cerebro en una relación de 10 a 1 con respecto a las neuronas- pueden ser decisivas en nuestra capacidad para aprender y memorizar.

Otro de los datos interesantes que se desprende de la observación de estas células es que, al contrario de las neuronas, no se sirven de señales eléctricas para comunicarse, sino que utilizan mensajes químicos, con lo que podrían intervenir a distancia, facilitando sinapsis lejanas entre neuronas y permitiendo la realización de funciones complejas, como relacionar el olor corporal con la aceptación de una determinada persona o, incluso, con el del perfume que lleva.

Buscando un simil telefónico, las neuronas se comunicarían electrónicamente a través de un cableado de conexiones sinápticas, mientras que las células gliales procederían como la telefonía móvil, con señales químicas a distancia, que sólo serían detectadas por los astrocitos que tengan sintonizados los receptores adecuados.

Pero, ¿podemos estimular las funciones cerebrales, desde fuera, por ejemplo con la alimentación?

Los expertos creen que una alimentación rica en ácidos grasos de cadena larga (como el aceite de oliva) y vitamina E, principalmente, podrían conseguirlo.

Parece también que el colesterol podría contribuir a la formación de conexiones entre células.

El neurólogo Gurutz Linazasoro, en su libro No te comas el coco, consejos cerebro- saludables, destaca que una buena manera de mantener en buen estado las conexiones neurales es seguir una dieta rica en fibra consumiendo frutas, verduras, legumbres y productos integrales. Otra de las estrategias mencionadas es combatir la oxidación a través de la vitamina E del germen de trigo, aceite de oliva, maíz y girasol, legumbres, yema de huevo, nuez, soja, cacahuetes y margarina, así como el selenio integrante de las carnes de vacuno, cerdo y pollo, y el pescado azul, como el atún, bonito y los cítricos.

Fuente: eleconomista.es

delicious Facebook Technorati Yahoo Meneame MySpace

Aceite de oliva y vitamina E para tener un cerebro de 'Einstein'
MONVA S.L © 2009 | Textos legales y politica de privacidad