Menu

La dieta mediterránea es buena para el embarazo

Dieta mediterranea en el embarazo protege a los niños de asma y alergias

Piel de aceituna para prevenir el cáncer de mama.

Recomendaciones nutricionales de la AEP sobre el consumo de aceite de oliva en la infancia.

Alimentación en el bebé de nueve meses.

Ver todos...

Fin menu
Menu

Si dejas tu e-mail te avisaremos cuando publiquemos nuevos contenidos:

suscribirmeTambien te puedes suscribir mediante RSS aqui

Fin menu
El Aceite de Oliva en la nutrición infantil y la salud de los niños

La dieta mediterránea reduce el riesgo de sufrir obesidad a medio y largo plazo

Un grupo de investigación español ha estudiado los patrones nutricionales relacionados con un alto consumo de fruta y verdura en la población mediterránea. En un lapso de diez años, se aprecia una diferencia muy significativa en el riesgo de sufrir obesidad entre las personas que siguen o no una dieta mediterránea

A pesar del alarmante aumento de la obesidad en nuestros días, el número de estudios epidemiológicos dedicados a examinar el consumo de fruta y verdura y otros factores de estilo de vida relacionados con el aumento de peso sigue siendo insuficiente. Por este motivo, un grupo de investigación formado por J. Vioque, T. Weinbrenner, A. Castelló, L. Asensio y M. García de la Hera, del Departamento Salud Pública, Historia de la Ciencia y Ginecología de la Universidad Miguel Hernández Elche-Alicante, en Alicante, estudiaron la relación existente entre el consumo de fruta y verdura y aumento de peso durante un período de diez años en la población mediterránea adulta. Los resultados de su investigación se publicaron en 2008 enun artículo titulado Intake of fruits and vegetables in relation to 10-year weight gain among Spanish adults en la revista Obesity.

La dieta mediterránea reduce el riesgo de obesidad

Los científicos realizaron un estudio de seguimiento durante diez años entre un grupo de 206 participantes sanos con edades comprendidas entre los 15 y los 80 años al inicio en 1994, los cuales participaron en una encuesta nutricional en Valencia. Se obtuvieron datos sobre su dieta, factores de estilo de vida y peso corporal en 1994 y 2004 utilizando un cuestionario de frecuencia alimentaria (CFA) y mediciones directas. La ganancia de peso media que se produjo en los 10 años fue de 3,41 kilogramos.

Teniendo en cuenta el efecto de otras variables y estilos de vida como la edad, sexo, nivel de educación, tiempo de televisión, alcohol y otros factores dietéticos habitualmente asociados a obesidad, las personas que en 1994 fueron clasificadas como consumidores habituales de verduras presentaron 5,5 veces menos riesgo de ganar 3,41 Kg. en diez años que las personas que consumían menos. En menor medida, un mayor consumo de frutas también se asoció a una menor ganancia de peso durante el periodo de estudio.

Cuando se consideró el efecto del consumo combinado de frutas y verduras, las personas clasificadas como consumidoras presentaron 4,5 veces menos riesgo de ganar más de 3,41 Kg. que los que consumían menos. Los investigadores concluyeron que los patrones nutricionales relacionados con un consumo alto de fruta y verdura entre la población mediterránea puede reducir a medio y largo plazo el riesgo de sufrir aumento de peso y obesidad.

Fuente: Oleo Ciencia

delicious Facebook Technorati Yahoo Meneame MySpace

La dieta mediterránea reduce el riesgo de sufrir obesidad a medio y largo plazo
MONVA S.L © 2009 | Textos legales y politica de privacidad